Gioja: “Me voy con la tranquilidad de haber puesto todo»

10 de diciembre 2015

El gobernador José Luis Gioja brindó ayer su último mensaje como primer mandatario provincial antes del traspaso de mando. La ceremonia se hizo en Casa de Gobierno y estuvo acompañado por el vicegobernador y gobernador electo Sergio Uñac y el gabinete saliente.

El gobernador de la provincia ingeniero José Luis Gioja brindó su último mensaje como primer mandatario provincial antes del traspaso de mando. La ceremonia se realizó en Casa de Gobierno y estuvo acompañado por el vicegobernador y gobernador electo Sergio Uñac y el gabinete saliente.

El acto se desarrolló ayer en la Casa de Gobierno ante una importante concurrencia de funcionarios, colaboradores y la prensa sanjuanina.

Al momento de comenzar su discurso, corolado por aplausos interminables, el ingeniero Gioja se encontró visiblemente emocionado y apeló a algunas anécdotas y giros humorísticos propios de su personalidad para “no emocionarme tanto”, de acuerdo a sus propias palabras.

“Hoy estamos aquí todos los colaboradores a los que les ha tocado seguirme en el cargo, los institucionales y  los que no lo fueron, como los representantes gremiales, empresariales y otros, que ocuparon lugares importantes. Esto me hace recordar a enero del 2014 (en relación a su regreso desde Capital Federal luego del accidente) porque allí podía pensar pero no hablar, ahora sí puedo pensar y hablar mucho, y creo que eso se lo debo en gran parte al pueblo de San Juan  y al de arriba, a todos muchísimas gracias. Quiero que nos sintamos todos ciudadanos y con el overol puesto, porque desde donde estemos San Juan necesitará de nosotros, de mis colaboradores y desde el lugar de cada uno, sintiendo ganas y pasión por este San Juan que hemos sido capaces de cambiar para bien, de ser actores de un tiempo importante que hemos vivido de la mano del pueblo”, expresó Gioja.

“Hoy los sanjuaninos estamos orgullosos de serlo»

“Despedirme como gobernador de ustedes después de doce años mueve mis fibras más íntimas, porque la tarea fue dura y  esforzada, pero también llena de satisfacciones y recompensas. Es difícil  explicar la alegría y el orgullo que se siente al inaugurar  obras o tomar decisiones que uno sabe que  le van a cambiar la vida a muchos comprovincianos. Esto se transforma en un sueño y en la meta  de todos los días, trabajando denodadamente para producir el pequeño milagro de transformar nuestra querida tierra sanjuanina. Es estos doce años transformamos la provincia  con centenares de obras, algunas con hierro y hormigón y otras tuvieron que ver con lo institucional y el funcionamiento del Estado, pero  sin embargo hay una que no se ve ni se puede tocar, pero que es la más importante de todas: hoy los sanjuaninos estamos orgullosos de serlo y muchos que se habían  ido por no encontrar futuro en su tierra, hoy están de vuelta con miras a hacer su vida aquí. Pero los  verdaderos artífices de esta tarea son ustedes, el pueblo de San Juan, que confió  en este proyecto y acompañó a esta segunda reconstrucción. Me voy con la tranquilidad de haber puesto todo mi esfuerzo y  lo mejor de mí en la tarea encomendada, con el orgullo de habernos sentido siempre acompañados y respaldados por nuestra querida gente, fueron doce años de una tarea sin descanso, pero valió la pena. Nuestra gestión se caracterizó por gobernar para el futuro, que significa  construir y potenciar las oportunidades que nos permitan lograr estándares altos de progreso económico y social sobre la base de  un ideal simple y solidario: producir riquezas para que les llegue a todos con eficiencia y equidad. Nos propusimos lograr la  tranquilidad social, ocasión de diálogo y consenso en el Estado Provincial, ausencia de conflicto con el Estado, determinación de hacer uso racional y eficiente de todos los recursos naturales de San Juan aumentando las  condiciones de seguridad, apego estricto de  la legalidad en un marco de inconmovible institucionalidad y establecimiento de reglas de juego claras, justas y estables que funcionan como piedra angular del plan socioeconómico sanjuanino”, alegó el gobernador.

“La función pública no tiene techo”

Prosiguiendo con su discurso, el ingeniero Gioja agregó que “quien diga que se va de la función pública satisfecho falta a la verdad, esto no tiene techo, como solucionamos un problema viene otro, pero lo importante es no ir detrás de los problemas haciendo papel de bomberos, sino intuyendo cuáles son los problemas y solucionarlos antes  que se multiplique y sea más grande. Cuando planificamos los problemas van desapareciendo. La función pública no tiene techo, siempre hay más. Por eso hay que trabajar todos los días. Me llevaría mucho tiempo detallar lo que pudimos hacer en cada una de las áreas de mi gobierno, que hoy se saben y que son motivo para reivindicar una de las mejores cosas que nos pasó y lo quiero decir bien fuerte: el haber recuperado el orgullo de haber nacido en esta tierra y ser sanjuaninos y el  compromiso de sentirlo siempre, nunca más lo abandonen. Cuando hay desidia y aburrimiento esto no sucede, y eso nos costaba a los sanjuaninos, porque encada esquina había una goma quemada y un reclamo. Hoy orgullosamente decimos que somos sanjuaninos, esto es bueno porque inauguramos el San Juan del se puede y que ese se puede sea para siempre. Eso es lo más importante, porque esa frase nuestra hoy lo usan otros y que ese se puede se quede para siempre. Si gobernamos con aciertos, es porque lo hicimos juntos y en verdad  gobernamos juntos porque jamás dejamos de hacerlo para y por nuestra gente. Les propongo  no apartarnos de ese camino de unidad, que ha significado mucho esfuerzo y nos ha traído no pocas satisfacciones. Les  pido humildemente que reflexionemos sobre esta invitación que les  hago para seguir pechando juntos por el San Juan que soñamos, a sabiendas que lo mejor está por venir. Una de las cosas que reivindico es que hemos sido capaces de conciliar y dejar para que conduzcan San Juan los mejores hombres y mujeres con Uñac y Marcelo Lima. Desde el primer día dijimos: trabajar sin siesta, ni domingos ni feriados, sin excusas ni excepciones, frente a la  desidia del pasado trabajar, frente a las necesidades y los necesitados trabajar, frente a la desesperanza y la postergación trabajar, frente a la desconfianza de los que no creían trabajar, y seguir trabajando, eso hicimos y lo hicimos con ustedes de la mejor manera posible, con mucho amor y con muchas ganas. Les agradezco a todos que me hayan concedido el honor de haber ocupado el máximo cargo al que pueda aspirar un sanjuanino, ser el   gobernador de esta tierra, en la cual nací y a la que tanto amo y que todos queremos que sea la más linda de la Argentina. Creo que debo hacer un párrafo especial para los que fueron mis vice gobernadores, a Lima, a Rubén Uñac y a Sergio Uñac. Con ellos he tenido el mayor apoyo para trabajar, cuando estas cosas pasan, las crisis institucionales, que se llevan un montón de esfuerzo y tiempo  inútiles para una provincia signada por estos problemas, pudimos gobernar doce años sin ningún conflicto institucional en toda la provincia. Seguiré trabajando por mi provincia desde otro lugar, con las mismas ganas , porque San Juan es mi gran pasión. Quiero hacer una acotación final al futuro y al desarrollo sustentable, repitiendo una frase que he dicho siempre: nadie sabe lo que va a pasar en los próximos veinte años, pero que nadie nos quiten el derecho de pensar qué San Juan queremos para el futuro y pongámonos a trabajar para ser los primeros y los mejores. Creo que las herramientas están. Muchas gracias por el cariño y el apoyo que me acompañaron siempre y créanme que los guardo a todos en mi corazón y pido disculpas por alguna falta que pueda haber cometido, pero todo lo que hicimos fue pensando en San Juan y su pueblo, de la mano de ministros y  colaboradores. A todos, un abrazo muy fuerte, que Dios nos ayude y a seguir trabajando fuerte por San Juan”, concluyó el primer mandatario provincial.

 

Fuente/Gobierno de San Juan

Loading Facebook Comments ...
Shares