Con la humildad a flor de piel

10 de noviembre 2015

Gustavo Núñez (43) prefiere decir que no es político y está convencido de que no hace falta ser un gran militante para hacer una buena gestión. Quiere seguir ejerciendo la medicina, al mismo tiempo que comandar el municipio de 9 de Julio.

“Ruta 20 Km 10, pasando el cementerio Las Chacritas” es la dirección que da el intendente electo, Gustavo Núñez, para llegar hasta su casa. Si bien no hay muchas viviendas por la zona, es fácil pasar de largo. Pero como los vecinos conocen “al Gustavo”, saben explicar cómo encontrar la casa que tiene un canal en la puerta y está construida bien al fondo del terreno. “Donde hay una casa rodante”, dicen los vecinos, dando una explicación más grafica y sencilla para llegar a la vivienda donde vive el electo intendente, junto a su esposa Viviana Ocampo (44) y sus tres hijos: la mayor tiene 22 años y los dos varones tienen 17 y 8 años.

El silencio y la tranquilidad en Las Chacritas solo se alteraron con unos truenos. Sentado en una banqueta de madera, Gustavo Núñez puso su sencillez y sensibilidad al descubierto. “No fue tarea fácil ser médico, nadie me regaló nada y más allá que uno se cansa de las actividades, cuando fui a pedir la última licencia al Hospital me dijeron que tal vez no iba a pertenecer más y eso me dolió”, fueron las palabras que le hicieron correr las lágrimas. En ese momento, como en otros mientras duró la entrevista, Núñez dejó su humildad al desnudo.

Como médico, le ha tocado tener en sus manos la vida de muchos sanjuaninos y ahora, como intendente, tendrá en sus manos el destino de los nuevejulinos a partir del 10 de diciembre.

El “loro” es su apodo, el mismo que tiene su papá Emilio (78) por hablar mucho. Sus padres, y uno de los cinco hermanos que tiene, viven en Rawson, en una casa que demoró en llegar. El recuerdo de su infancia, del trabajo en el campo y del estímulo para estudiar, evoca a su padre con quien no puede dejar de pasar un domingo.

Desde que nació vive allí, la única mudanza que tuvo fue cruzarse de vereda porque frente a la casa de adobe que ocupó hasta los 15 años había una finca en la que su papá fue contratista y él trabajó como tractorista. En esa misma casa nació su hija, justo cuando Gustavo Núñez estaba estudiando el Primer Año de Ingeniería, carrera que solamente curso dos años.

“No me gustaba, porque yo quería estudiar Medicina. Mi papá me consiguió el trabajo en ECI y dejé los estudios. Empecé de atrás para adelante, tenía hijo, mujer y no tenía donde vivir. Era joven, tenía 21 años”, señaló. La historia laboral del electo intendente comienza en un servicio de ambulancia como radioperador y luego chofer. Mientras tanto hizo un curso de Auxiliar de Enfermería y pudo ser enfermero en dos servicios de emergencia. Trabajando en el Sanatorio Brown llegó a recibirse de médico.

“Trabajaba todas las noches, toda mi carrera fue así. A veces me dormía en clase, porque mi agotamiento era muy grande. Empecé a los 26 y me recibí a los 33. No fueron siempre diez los que saqué, pero siempre aprobaba y trataba de meter las materias que más podía en diciembre para tener un respiro en enero y febrero. Siempre tuve el apoyo de mi familia, sin ellos no hubiera podido hacer nada de estas locuras”, precisó el nuevejulino. Su especialización la hizo en Neurocirugía en el 2005 y en el Hospital Rawson, donde fue nombrado médico de guardia de los sábados. Los días de semana, trabajaba en consultorios privados.

Gustavo Núñez confiesa que está extrañando su rutina, y recién hace menos de un mes que no va a trabajar al Hospital. “No me gustaría perderlo, pero creo que ya perdí ese trabajo y me siento apenado porque luché mucho para tenerlo. Todos quieren estar en un hospital de referencia y yo lo logré. Ahora, mi idea es armar un equipo en el cual confiar, que tenga capacidad, para poder seguir siendo médico, no lo quiero dejar”, comentó. Tres de sus hermanos viven en Tierra del Fuego y no suelen verse muy seguido, él es el mayor de los cinco varones y la más grande de todos es su hermana.

La casa rodante que está al frente de la casa del electo intendente ha viajado dos veces hasta Tierra del Fuego y también le permitió a la familia Núñez conocer todo San Juan, y viajar a Catamarca y La Rioja. Su lugar preferido de la casa es el quincho que viene construyendo desde hace años y donde permanecía el domingo a la mañana, después de llegar de la guardia (la hacía desde las 20 a las 8 horas), porque es ahí donde se relajaba. En cuanto a la comida, prefiere el bife con papas fritas.

Todos los domingos, además de comer sagradamente con sus padres, juega al fútbol. Asegura tener muchos amigos “y uno de ellos fue quien me llevó a la política porque él es político, siempre ha estado trabajando en política y nunca tuvo una oportunidad, pero ahora la va a tener”. El signo del zodíaco de Gustavo Núñez es Leo, le gustó leer el Martín Fierro y escucha folclore y música del recuerdo.

“Voy a pintar las paredes con tu nombre mi amor…”, tarareó sin recordar que esa vieja canción pertenece a Los Tíos queridos. Es la que escuchaba con sus padres en equipos donde giraba el vinilo. “Era apasionado de las películas de Leo Dan. Tuve una niñez envidiable, nuestra pileta era ese canal y las juntadas se hacían en el puente con todos los chicos de acá. A las dos de la tarde terminábamos de comer y estábamos locos por ir a bañarnos, no dormíamos nunca siesta”, recordó.

 

DE POLÍTICO, NADA

“No soy político y no me avergüenzo de decirlo, pero no significa que haya que ser un gran militante para poder gestionar de la mejor manera. Nadie nace siendo intendente, ni gobernador ni presidente, son experiencias en las que hay que poner lo mejor de sí para lograrlo”, señaló Gustavo Núñez, el hombre que hace menos de 3 años comenzó a incursionar en política.

El intendente electo sostiene que los nuevejulinos no lo votaron a él, sino a un cambio. “En 9 de Julio nunca existió el corte de votos, generalmente siempre había una figura política en el voto y se la elegía sin importar quién venía detrás. Yo creo que ahora aprendió a votar y nos compromete a trabajar de la mejor manera para que nos siga eligiendo. Vamos a tener que luchar mucho porque somos minoría en el Concejo y creo que la forma ordenada y honesta nos ayudará a salir adelante”, señaló. Gustavo Núñez tiene previsto hacer un relevamiento, después de su asunción en la jefatura comunal, para que los vecinos digan que debe priorizar la gestión municipal.

 

 

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares