El Valle de la Luna tendrá su propio sabor de helado

23 de octubre 2015

Lo venderán en la tradicional heladería “Valle de la Luna” y ya se está degustando. La crema será "bautizada" al comenzar la temporada estival y se agregará a los otros sabores preferidos por los turistas. Su dueña quiere tener cuanto antes la fábrica propia.

Los clientes y turistas que van a la Heladería Valle de la Luna, ubicada en el corazón de San Agustín de Valle Fértil, ya pueden probar la crema que será la carta de presentación de esta empresa familiar que tiene más de una década. Se trata de “Valle de la Luna”, el nuevo sabor que será lanzando cuando comience la temporada de verano. “Es una delicia”, comentó Mónica Rojas (47), propietaria de la heladería. Es un mousse de café al coñac con crema moca y frutos rojos y “tiene el color de la tierra del Parque Ischigualasto, los marrones con tono morado”, describió Rojas.

Esta crema se agrega a las que ya deleitan el paladar de los turistas: cidra, crema de chinchil, de pétalos de rosa y chocolate Ischigualasto. La creatividad y la puesta en valor de los productos artesanales de la zona y de los frutos, destacan a la heladería que vende el helado elaborado fuera del departamento. Por ello, su dueña anhela tener una fábrica propia en Valle Fértil. La cidra es un citrus que se cultiva en Astica, el chinchil es una aromática del lugar y los pétalos de rosa pertenecen a los rosales de una finca de vides y son usados para preparar jaleas.

“Este año estuvimos en la Fiesta Nacional del Sol y fueron a nuestro stand Leonardo Gioja (secretario de Política Económica y director de la Agencia San Juan de Desarrollo de Inversiones) y Martín Mallea (director de la Unidad de Enlace Provincial de la Producción con el CFI). Ellos nos ofrecieron ayudarnos y se mostraron muy interesados. Nos están dando una mano para que todo lo podamos hacer en el departamento y el turista vea cómo hacemos el helado. Las exigencias para obtener el préstamo son bastantes y eso nos atrasó, pero quisiéramos tener la fábrica cuanto antes”, detalló la vallista.

Mónica Rojas tiene cuatro hijas y proviene de una familia de origen humilde. Nadie en su familia fue comerciante y desconoce de dónde vino su espíritu emprendedor. Su heladería está instalada delante de su casa y está ubicada en calle Mitre, entre Tucumán y Rioja. “Nosotros vamos a devolver ese préstamo con trabajo. Sería cumplir un sueño tener la fábrica”, concluyó.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares