Homenajean a la mujer que les dijo adiós a más de 1.500 hijos

19 de octubre 2015

Nancy Deiana (58) fue la supervisora de 16 escuelas albergues donde llegaron a tener hasta 1.700 niños. Le dedicó dieciséis años y ya se jubiló. Pasó muchas noches y días con los chicos y el personal, quienes se convirtieron en una gran familia para ella. Hoy comienza la semana de las Escuelas Albergues y será distinguida.

Entrando a su casa, el primer mueble a la vista es un escritorio que heredará su única hija de 16 años. Los años que Nancy Deiana le dedicó  a la Supervisión de Escuelas Albergues son los mismos que tiene su primogénita. Por su tarea, será reconocida hoy en la inauguración de la Semana de las Escuelas Albergues que organiza el Ministerio de Educación, a través de la Dirección de Educación Inicial, Primaria y Especial.

Antes de ocupar ese cargo, Deiana fue docente y directora. “Me inicié como docente en El Encón y volví como supervisora. Después he sido directora en dos escuelas de Calingasta. En  la Escuela Bavio fui directora y docente en la escuela que funciona en el mismo edificio. Luego me traslado como directora a la Escuela Provincia de Mendoza. Por concurso de ascenso, a través de la Junta de Clasificación, asumo la supervisión de Escuelas Albergues”, indicó la jubilada. Fueron 35 los años de docencia y casi la mitad de su carrera la hizo como supervisora.

Deiana venía de un mundo escolar totalmente diferente al de las escuelas albergues. “El niño se queda, el albergue está formado por el director, los docentes, los celadores, los porteros, todos conforman una familia. Mi tarea era visitar la escuela, ver el aspecto pedagógico, rendimiento del niño en el aprendizaje escolar y fijarme bien y constatar que estuviera bien; comiera bien y anduviera bien vestido. Yo me he quedado muchas veces y compartí con ellos. Son niños contentos, que les gusta jugar. Muchas veces, al niño le cuesta ingresar, pero es el primer período de adaptación”, precisó.

Los chicos se quedan toda una semana y en los albergues más alejados suelen ser 10 días por 5 de descanso. “Antes de que yo asumiera la supervisión, algunas de estas escuelas funcionaban por períodos de 20 por 10. Eran 17 escuelas antes y cerró la del Jardín de los Poetas. Había una escuela que después se transformó en albergue, la Hernando de Magallanes en la Sierra de Chávez, porque los niños vivían muy alejados. La normativa dice que donde existe un grupo de niños que vivan en zonas inhóspitas y alejadas ya se puede formar una escuela albergue. La mayoría de los albergues es para chicos desde los 6 años hasta los 14, que terminan el ciclo básico rural aislado, que es la EGB3 de antes. Y también hay alumnos de 1°, 2° y 3° año que están albergados. En algunos casos, como en Albergue Casa del Niño, en Valle Fértil, como los chicos viven tan lejos de la escuela, se los alberga y asisten a la escuela secundaria de la zona”, detalló Deiana.

DEIANA (1)

En el Gran San Juan y en Calingasta hay una escuela albergue, en Sarmiento dos, en 25 de Mayo otras dos, en Iglesia y Jáchal hay tres en cada comuna, y en Valle Fértil son cuatro. “Yo tenía una planilla de gira planificada, un ruteo para cuatro días de la semana. Cuando empecé, mi hija era bebé y se quedaba con mi marido o la empleada. Yo decía que no sabía cómo estaba mi hija, pero pensaba que al preocuparme por los niños ajenos la propia estaría protegida por el Señor y la gente que quedaba en la casa. A mí me costó mucho porque no es fácil, son escuelas distintas y uno tiene que tener otra mirada”, dijo la supervisora jubilada que vive en Rivadavia.

María de los Ángeles Palma, es la reemplazante de Nancy y ya tiene en sus manos una enorme carpeta que le ha dejado conteniendo toda la vida de las escuelas albergues. Deiana recuerda haberse encariñado con casi todos los niños y asegura que fue una especie de madre para ellos porque controlaba que tuvieran abrigos, toallas, comida suculenta y todo lo que necesitaban para que el albergue sea cómodo. Todavía no sabe qué hará con su tiempo libre, además de compartir más momentos con su hija. “Me estoy organizando. Voy a dedicarme más a la familia, a mis padres que son viejitos. Salgo a caminar y veré si empiezo natación. Hemos armado un grupo con otros supervisores jubilados y nos juntamos a desayunar todos los meses. Va a costar, ahora todo es lindo porque descanso, pero a medida que pase el tiempo voy a extrañar”, señaló a DLC.

 

La José Manuel Estrada, madre de los albergues

Según Nancy Deiana, la Escuela José Manuel Estrada albergaba alrededor de 250 chicos hasta que estuvo al frente de la supervisión. Le siguió con más cantidad de chicos la Casa del Niño, con más de 120 albergados. “Algunos funcionaban con 6 o 5 chicos, hasta 10. Hubo años que la matricula total de todas las escuelas llegó a 1.700 niños albergados,. En el sector albergue se hacen actividades recreativas y pedagógicas con los proyectos de Hogar que son: artesanía, costura, panificación, pintura, cerámica. De acuerdo a donde está la escuela, y las necesidades y gustos de los niños, se elaboran distintos proyectos. Tienen horarios de juegos y tareas propias del hogar como es colaborar poniendo la mesa y ayudar a los más pequeños. Muchos chicos siguen el secundario y han llegado a ser profesionales. También hay niños que viven en el campo y regresan con sus padres para ayudarlos con las tareas”, indicó Deiana.

 

Cronograma de actividades/ Semana de las Escuelas Albergues

Hoy a las 9,30 horas en la Escuela Hogar José Manuel Estrada

. Acto Inaugural de la semana de Escuelas Albergues.

. Acto especial jubilación de la Sra. Nancy Deiana.

Martes 20 al 22 de octubre

. Difusión Radial

. Intercambios con otras Instituciones

. Día Espiritual

. Fogón Comunitario

. Maratón Participativa

Viernes 23 de octubre

. Exposición y acto de cierre de la Semana de la Escuelas Albergues con la presencia de los 16 albergues de la provincia y autoridades de Gobierno. Comienza a las 9,30 horas en la Plaza Seca del Centro Cívico.

. Almuerzo compartido en el Parque de Mayo

. Cine: UPCN

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares