Nueva York desplegará un prototipo de ciudad flotante de madera

8 de abril 2019

Las plataformas flotantes estarían hechas de madera y bambú y podrían albergar a 300 personas.

Una asociación respaldada por la ONU estudiará la
eficacia de las ciudades flotantes autosuficientes como posible solución al
aumento del nivel del mar derivado del cambio climático que podría inundar
ciudades costeras, informó este viernes The Washington Post.

Las plataformas flotantes —que estarían hechas de
madera y bambú— tendrían una superficie de 18.200 metros cuadrados cada una,
pudiendo albergar a 300 personas. A medida que el nivel del mar aumente, las
plataformas se elevarían, siendo capaces de soportar huracanes. Desde el punto
de vista urbanístico, seis plataformas formarán un pueblo en forma de hexágono,
mientras que seis pueblos configurarían una ciudad de más de 10.000 habitantes.

La agencia ONU-HABITAT, cuyo objetivo pasa por promover
lugares habitables ecológicamente sostenibles, se asoció con la compañía
privada Oceanix, el Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT, por sus
siglas en inglés) y The Explorers Club para promover este proyecto. Un
prototipo de la ciudad flotante será presentado al público dentro de unos meses
en el río Este de Nueva York, junto a la sede de la ONU, que ya ha dado el
visto bueno al proyecto.

No se sabe cuánto costará

Florecimiento de fitoplancton en el Atlántico Norte,
el 23 de julio de 2013Movimientos de agua en la profundidad del océano permiten
prever un cambio climático abrupto con 400 años de antelación

«Las ciudades flotantes son una de las posibles
soluciones», dijo el director ejecutivo de ONU-HABITAT, Mohd Sharif, en
referencia al avance del cambio climático y el aumento demográfico en los
barrios marginales de las urbes. La asociación advierte que el 90 % de las
ciudades más grandes del mundo son vulnerables a las inundaciones si los
glaciares se derriten y sube el nivel del agua por la incidencia del cambio
climático. De hecho, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el
Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), para el año 2100 el nivel del
mar habrá subido 77 centímetros.

Oceanix explica que la nueva ciudad cultivará sus
propios productos y satisfará sus propias necesidades de agua y de energía, por
lo que ha impulsado una serie de investigaciones sobre la gestión del agua,
ingeniería oceánica y agricultura que permitan hacer realidad este proyecto.

De momento, se desconoce el precio del proyecto —que la ONU no financiará—, si bien un miembro de la compañía explicó que prevé que sea bajo, ya que los hexágonos flotantes pueden producirse en masa en fábricas y remolcarse a las bahías de destino.

RT

Loading Facebook Comments ...
Shares