Elecciones en Neuquén: dura derrota de Cambiemos y reelección de Gutierrez

10 de marzo 2019

Escrutado el 90% de las urnas, el Movimiento Popular Neuquino seguirá gobernado la provincia tras más de 60 años. El candidato de Unidad Ciudadana consiguió el 25,9% y el postulante de Cambiemos quedó tercero con el 15,6%.

En la primera elección general del año y la segunda
después de las PASO de La Pampa, el gobernador Omar Gutiérrez -del Movimiento
Popular Neuquino- , se impuso con más de un 39,1% de los votos y consiguió la
reelección, a la vez que garantizó la continuidad en el poder del MPN, el
partido que gobierna la provincia desde 1962.

En segundo lugar quedó Ramón Rioseco, de Unidad
Ciudadana, con el 25,9% de los votos. Y bastante más lejos aparece en tercer
lugar el candidato de Cambiemos Horacio «Pechi» Quiroga, quien obtuvo
un 15,6%, escrutadas el 90% de las mesas procesadas.

Los candidatos a gobernador advirtieron que esperarán
hasta que se escrute el último voto porque creían que iba a dar un resultado
apretado.

El 95% de las elecciones en Neuquén se realizó con
Boleta Única Electrónica (BUE), un sistema que para las autoridades neuquinas
tiene «un cien por ciento de eficiencia» en experiencias anteriores.
En tanto, el 5% restante fue con la tradicional boleta de papel, en parejas
neuquinos.

A pesar del distinto signo político, Gutiérrez
acompañó las iniciativas del gobierno nacional para posicionar al yacimiento de
gas y petróleo no convencional de Vaca Muerta como un atractivo para los
inversores extranjeros, y respaldó el acuerdo con el sindicato petrolero para
modernizar el marco laboral que Cambiemos usó como ejemplo para replicar en
otras actividades.

De esta forma, continuó con el estrecho vinculo que
históricamente tuvo el MPN con este sindicato, que cuenta con 25 mil afiliados
y que es liderado desde 1983 por el senador nacional Guillermo Pereyra,
referente partidario desde hace varias décadas.

El caso del MPN en Neuquén representa un hecho inédito
para la historia política de la Argentina, ya que nunca un partido, ni siquiera
el peronismo, logró revalidar en elecciones democráticas el control de una
provincia durante casi 60 años. A tal punto llega la confianza de sus
integrantes que, en su última conferencia de prensa antes del inicio de la veda
electoral, Gutiérrez afirmó: «Mi último acto de gobierno será en 2023
presentar el proyecto de provincia hacia 2050″.

En esa misma conferencia, el gobernador reelecto
manifestó la voluntad del MPN de seguir siendo «un gobierno en Neuquén
para Neuquén», consolidando así la provincialización de la campaña
electoral.

«El resto de las provincias ha perdido su pertenencia
política y quedaron ligadas a proyectos políticos nacionales, oficialistas de
turno u opositores. le ha quitado autonomía y capacidad de resolver
problemas», agregó Gutiérrez.

Y concluyó: «Ya vendrá el momento de expresarnos sobre el proyecto político de la patria y la república, ahora es momento de elegir el destino de la patria chica».

Minutouno

Loading Facebook Comments ...
Shares