Ganó el Loto y no lo fue a cobrar: perdió un millón de pesos

28 de enero 2019

El apostador obtuvo su premio en la categoría "sale o sale" pero nunca fue a buscar el dinero.

 

Un ganador del Loto, que hizo su jugada en una agencia del centro de Puerto Madryn, en la provincia de Chubut, perdió más de un millón de pesos al no presentarse a cobrar el premio obtenido en la modalidad «sale o sale». De este modo, el dinero no cobrado en este premio quedará en el pozo para un próximo sorteo.

La apuesta ganadora se hizo para el sorteo del 30 de diciembre, el último del año pasado. Según Pedro Idiarte, responsable de la agencia donde fue hecha la jugada afortunada, es posible que el ganador haya sido un turista o un jugador ocasional, que pagó los 40 pesos del boleto para todas las modalidades del Loto y luego «se olvidó de controlar». El agenciero aseguró que «hoy se vencieron los plazos» para cobrar.

«Es muy probable que haya visto en la pizarra que lo ofrecido en el sorteo era muy tentador con un premio que superaba los 340 millones de pesos y se decidió a jugar en el momento, pero como es un turista o un ocasional apostador se olvidó y no se percató que los números 8, 17, 20, 24, 6 y 12 fueron favorecidos» explicó Idiarte a Télam.

El responsable de la agencia aclaró que «la modalidad ‘sale o sale’, como su nombre lo indica, asegura que alguien saldrá favorecido, si no es con los seis números sigue para cinco y así, por lo que es bastante común que sean 15, 20 o una docena los ganadores, pero en este caso tenía la particularidad que era el único que acertó a seis números».

«No es posible que lo haya cobrado en otro lugar porque chequeamos el dato y el premio aparece como no cobrado en ningún punto del país», destacó Idiarte.

«En realidad lo primero que hicimos fue ver si entre los favorecidos estaban nuestros clientes habituales y al descartar esa alternativa teníamos la esperanza de que alguien aparezca pero no hemos tenido respuesta y la apuesta lamentablemente se perdió», puntualizó el agenciero.

Parece que al apostador que no fue a cobrar se le olvidó aquella legendaria frase de los abuelos que decía que «a la suerte hay que ayudarla».

 

Télam

Loading Facebook Comments ...
Shares