Dar el sí a los 30: la gente dejó de casarse a los 20 en San Juan

29 de abril 2016

Los veinteañeros le cedieron la posta a los de 30 para encarar el compromiso con las alianzas. Esa es la tendencia hoy, a la hora de dar el sí y es comparativa con la preferencia del estado civil de los sanjuaninos de hace una década atrás, de acuerdo a los datos del Registro Civil.

Casarse pasó a ser una decisión que comienza a evaluarse recién después de cumplir 30 años. Los veinte pasaron a ser una etapa de experimentación, en donde los jóvenes disfrutan de su independencia económica a full y se embarcan en aventuras tales como vivir solos o viajar a algún destino exótico. Según los datos que se manejan en el Registro Civil, los enlaces pasaron a ser cosa de mayores de 30.

“La gente se sigue casando, no hay menos gente que decide iniciar un compromiso de esta naturaleza, sin embargo se observa una tendencia de extender los plazos. Hace quince años, jóvenes entre los 20 y los 30 eran los protagonistas absolutos de los enlaces mientras que ahora los treintañeros dominan el panorama”, reflexionó la Directora del Registro Civil, Laura Romarión.

Aunque en el área de gobierno no hay estadísticas finas sobre las edades, la tendencia se observa en la práctica de acuerdo a lo que contaron  los oficiales públicos .

Anualmente se suelen registrar poco más de 2.000 enlaces, cifra bastante aceptable para la cantidad de habitantes que tiene San Juan. En lo que va del año, 1.191 parejas dieron el sí, un número bastante alto si se considera que la temporada fuerte es desde octubre a diciembre, de acuerdo a lo informado. Las parejas extendieron los plazos del noviazgo para tomar la decisión de casarse. Los novios pasan al menos cinco años juntos antes de elegir comprometerse. Incluso muchas parejas, previo al anillo, optan por la convivencia, una especie de prueba piloto que les permite decidirse por el sí o por el no a la boda.

También otro factor que atrasó los casamientos son los altos costos que genera la realización de una fiesta. Por más que no exista la necesidad de organizar una celebración, la mayor parte decide ponerle la frutillita a la torta, como quién dice.

 

Loading Facebook Comments ...
Shares