El Eztilo rap con tonada jachallera

18 de septiembre 2015

Aníbal Pérez es oriundo de Jáchal y desde hace 15 años vive en Córdoba, donde estudió su carrera e hizo del rap un estilo de vida. Como “El Kanibal del Eztilo” editó su primer álbum solista y lo presentará en Buenos Aires.

“Mis inicios en la música me remontan al barrio San Lorenzo, al sur de Jáchal, donde cursaba la primaria en la Escuela Antonio Quaranta. Tuve que interpretar canciones para ciertos actos escolares y comencé a vencer la timidez y vergüenza de estar frente a público. También me aprendí la letra de una canción de rap que se llamaba “Mi Abuela” de Wilfrido y la Ganga por el año 89`, y la que interpreté en varias ocasiones”, así alude Anibal a sus inicios en la música, el rapero de 37 años que le apostó a su estilo y se la jugó por la música de protesta más allá de todo prejuicio del entorno en el que se crió.

Una casetera que le regalaron fue el antes y el después. “Es ahí donde pude grabar mis primeras cosas, de forma lúdica con mis allegados familiares y así descubrí el mundo tecnológico donde uno podía registrar sus expresiones y mostrarlas a los demás. Siendo adolescente formé mi primera banda “Repudio Maza” en el año `94 donde fusionábamos rock, punk y, finalmente, rapcore. Nos manifestábamos contra un Estado ausente en la contención de los jóvenes”, indicó.  Su viaje a Córdoba fue para estudiar y trabajar, y logró recibirse de Licenciado en Cine y TV en la Universidad Nacional de Córdoba. Durante el cursado, dejó de lado su  intervención en el Rap pero no dejó de escribir lo que fue el borrador de rimas que luego usó para hacer su música. “Una vez finalizada mi carrera retomé la música y pude amalgamar ambas profesiones comenzando de manera más sólida mi carrera musical. Es aquí donde fundamos con Chamir (México, Córdoba) el grupo de rap latino KortaFierro donde grabamos de manera independiente 2 mixtapes entre los años 2005 y 2008, y editamos el álbum R.A.P LATINO en el 2013 con gran repercusión internacional”, señaló Aníbal Pérez.

Desde el primer día que pisó la capital cordobesa, el músico tuvo la idea de volver a su Jáchal. “Tengo a toda mi familia viviendo ahí y en la ciudad. Voy lo más seguido que puedo. -Extraño esa rara energía tranquilizadora que te da ganas de dormir una buena siesta. Extraño a mis padres, su hospitalidad, su amor, extraño a mis hermanas y a todos mis sobrinos con los que juego cada vez que voy. Extraño la alegría de mis amigos durante el encuentro. Extraño poder respirar ese olor del aire sanjuanino y sus vinos. Extraño el cielo estrellado de verano y dormir afuera. Extraño el pan casero y la punta de espalda que acá no existe. Sueño con volver y poder mostrar mi arte masivamente y con el reconocimiento que sea acorde a lo que uno propone. Poder demostrar lo que uno hace con tanto amor creo que es mi gran anhelo”, precisó.

“El Kanibal del Eztilo” presentará su álbum solista #DeOrigenNoble el 12 de septiembre en Casa Babylon (Córdoba Capital) y el 19 del mismo mes en Buenos Aires. “Se trata de un trabajo musical en el que participan varios productores/beatmakers y mc´s latinoamericanos. Tengo mi productora audiovisual ProfilmiaUrban Films con la cual realizo videoclips, eventos sociales, documentales y de ficción. Próximamente estaremos estrenando varios videoclips de artistas urbanos. Ya estoy trabajando en mi segundo material solista y como productor estoy preproduciendo un compilado de artistas urbanos bajo el nombre de #VainillaFresh Presenta. Y por último, incursionar de manera más activa en el movimiento reggae/dancehall de Argentina ”, señaló. Mentras que, con espíritu crítico, recalcó: «No extraño las injusticias del sistema de seguridad. No extraño esa avidez por explotar los recursos de la provincia omitiendo las leyes de protección vigentes. No extraño la envidia de los que te ponen piedras en el camino. No extraño para nada a todo ese mundo adulto que se encargó de subestimarme.»

 

http://https://www.youtube.com/watch?t=50&v=ax-c7IoWcA4

-¿Creés que, a partir de la crisis del 2001, la música “callejera” ocupa otro lugar?

-A través del RAP muchos jóvenes argentinos nos pudimos manifestar contra todo lo establecido por el sistema político-económico que nos llevó a dicha crisis. Muchos de los que hoy seguimos bregando a través de este género musical emergente pudimos expresarnos con pocos recursos explotando los contenidos con mayor profundidad y diferenciándonos de otros géneros en su definición de popular. Esta expresión popular y accesible a la gente común sigue en el ámbito underground en su concepción y en su desarrollo. Esta expresión artística tiene un futuro promisorio.

– ¿Cuáles son los principales obstáculos que encontrás para posicionar tus creaciones?

-Creo que lo más difícil de sortear es la falta de un mercado que consuma de forma masiva nuestra música. Hay una gran distancia con los medios masivos de comunicación que apoyen nuestra música, hay espacios donde se han presentado ganadores de batallas de rap que son vistos como un fenómeno y no somos tomados en serio. A nivel comercial nos está faltando a los raperos una visión colectiva que considere nuestra música como un producto de consumo masivo. Es decir, la mayoría lo hace por amor al rap y no como una forma de vida, de profesión y de trabajo genuino. En los ambientes musicales se subestima el poder que tiene el Rap como forma de expresión popular. Otra dificultad es el propio ego de los que hacemos esta música, pecando de sectarios muchas veces por las propias controversias entre grupos (crews) y el público, que es quien se encarga de vanagloriar o derribar artistas. Mi humilde mensaje es de no bajar nunca los brazos, seguir bregando por nuestros ideales artísticos, defender y llevar con orgullo el nombre de nuestra tierra. Convencerse de que esto significa mucho más que pasión y amor, tomar el arte como forma de trabajo y progreso.

-¿Cuál es el trabajo que hiciste que más te movilizó y por qué?

-La obra que más me movilizó por el contexto personal que atravesaba fue la realización del filme “Ischigualasto, paraíso de paleontólogos”, documental de difusión científica, el cual me sirvió como trabajo de tesis de mi licenciatura en cine por un lado, y por otro significó mi primera experiencia en dirección de un largometraje. Surgió de una contrapropuesta del director del museo de Ciencias Naturales para registrar una campaña de búsqueda de fósiles de dinosaurios de la era Triásica en el Valle de la Luna, con un equipo conformado por profesionales de San Juan y extranjeros. Estuve presente en las distintas etapas de producción como así también en los aspectos sonoros y fotográficos del filme.

– ¿Cómo ves a San Juan desde el punto de vista artístico?

-Creo que hay más espacios para ocupar desde el lugar de gestores de cultura, artistas, activistas, etcétera. La movida ha crecido bastante en estos últimos 15 años, hay más propuestas artísticas contemporáneas de muy buena calidad. Es obvio que al ser una provincia no muy grande los artistas se encuentran con ciertas limitaciones, pero con apoyo oficial muchos han podido expandirse a nivel nacional, incluso internacional. Hay una nueva generación de nativos digitales que son el futuro de una vida artística provincial que tienen la gran oportunidad, a través de internet, de proyectarse mundialmente barriendo todo tipo de fronteras.

 

 

Loading Facebook Comments ...
Shares